Noticias

BLOG El mejor partido de todos los tiempos

Tras mes y medio de rugby con casi 50 partidos disputados entre las mejores selecciones del mundo, llega la final. El partido más importante de la historia medirá a los dos mejores XV del planeta. El dios del balón ovalado ha castigado a los países del norte por su juego rácano, poco alegre y basado en la ultradefensa. Se ha burlado una vez más de los Pumas a quienes ha apartado de la final y ha querido que la rivalidad más grande del sur sea la que dirima quien será el mejor equipo de todos los tiempos.

Quien salga victorioso habrá logrado tres Mundiales, algo que nadie tiene. El campeón del Championship se mide al actual campeón del mundo. Australia y Nueva Zelanda protagonizan una rivalidad centenaria y quieren demostrar ante todos que son el mejor equipo del planeta.

Históricamente los All Blacks tienen el doble de victorias sobre los Wallabies y les superan en cerca de mil puntos (tendrían que ganar de 17 para llegar a esa cifra). En el último partido los negros arrollaron con un contundente 41-13 en Auckland y antes estuvieron cuatro años sin saber lo que era perder ante los amarillos. Pero los australianos ganaron el partido clave del Championship para hacerse con el torneo y en las Copas del Mundo superan a los kiwis por dos victorias (1991 y 2003) a una (2011) siempre a partir de cuartos de final. Además, mientras los del helecho plateado no saben lo que es ganar un Mundial fuera de su país, los canguros han levantado sus dos cetros en el Reino Unido.

Las casas de apuestas pagan a 1.40 la victoria de Nueva Zelanda y se van hasta los 3.40 para Australia. Sin duda síntoma de que confían más bien poco en unos Wallabies que a pesar de salir ganadores del grupo de la muerte estaban fuera del Mundial ante Escocia, cuchara de madera del VI Naciones, a 30 segundos del final del partido. Mientras los All Blacks han tenido casi un paseo militar hasta la final con pocas inquietudes más allá del partido ante Argentina de la fase grupos y, por supuesto, la semifinal ante Sudáfrica.

Tanto la historia como las apuestas, incluso las sensaciones de este torneo, dan como claro favorito al equipo negro si bien los amarillos han dado muestras en el pasado de que son capaces de cualquier cosa ante sus vecinos. Las estadísticas también cantan a favor del helecho y si no son concluyentes son tremendamente significativas.

En ataque los All Blacks arrollan a sus rivales superándolos en 10 ensayos (36 vs. 26) y más de 50 puntos (256 vs. 205). Cada vez que un jugador entrenado por Hansen agarra el balón corre 6.57 metros de media mientras que un pupilo de Cheika avanza apenas 5.14 metros. Esto viene dado por los 3464 metros recorridos por los kiwis en 527 jugadas, más de un kilómetro por encima sus rivales (2379 metros en 462 jugadas).

Nueva Zelanda tampoco tiene rival en el ataque dentro de la defensa. Ha roto 15 líneas de ventaja más que su oponente (61 vs. 46), ha batido a 14 defensas más (150 vs. 136) y ha dado 18 pases más sobre el contacto (offloads 53 vs. 35). También supera a Australia en pases (1116 vs. 802) y patadas en juego abierto (197 vs. 180) pero estos dos últimos datos no tienen porque significar siempre una lectura positiva.

AUS Vs NZ RWC Final Spanish Blog Pic 1

Fig. 1: Estadísticas generales de Australia y Nueva Zelanda durante el Mundial 2015.

 

En defensa las cifras no son mejores para los australianos. Aunque han placado más (551 vs. 726) lo han hecho de manera tremendamente menos efectiva. Los All Blacks han perdido 65 placajes mientras que los Wallabies han salido mal parados en 110 ocasiones. Esto significa un 89.45% de efectividad para los negros por un 86.84% de los amarillos, tomando estas y otras variables. Solamente en pérdidas de posesión es donde los australianos mejoran los registros de sus rivales (96 vs. 85).

En el plano individual el wallabie Bernard Foley (75) marca más puntos que Carter (63) y anota más golpes de castigo (15 vs. 6) si bien el apertura All Black le dobla en conversiones (21 vs. 10). En ensayos el color es claramente negro con los 13 logrados por Savea (8) y Milner-Skudder (5) por los ocho de Ashley-Cooper (4) y Drew Mitchell (4). Y así en casi todas las facetas del juego individual excepto en placajes (Kane Douglas 58) y recuperaciones de balón (David Pocock 14).

También Nueva Zelanda es mejor en puntos por fase de partido. Australia solo les supera en el segundo cuarto (del minuto 20 al 40) donde marca una cifra de +7.7 muy por encima del escaso +2.2 de los negros. Pero quitando ese momento, los kiwis son mejores al inicio del partido (+6.6 vs. +3.2) y en los dos cuartos de la segunda parte (+8.0 vs. +1.2 y +12.5 vs. +7.2). Es decir según estas cifras nos iríamos a un resultado cercano a los 30 puntos de All Blacks por los 20 que anotarían los Wallabies.

 

AUS Vs NZ RWC Final Spanish Blog Pic 2

Fig. 2: Puntos marcados y concedidos durante el Mundial 2015.

 

Pero esto no son matemáticas y buscando la emoción tenemos a dos equipos que marcan la mayoría de sus puntos en los últimos 20 minutos de partido que es precisamente la franja de tiempo donde menos encajan. Si Australia logra mejorar su tercer cuarto (+1.2) y Nueva Zelanda su segundo (+2.2) podríamos disfrutar de una final llena de alternativas en el marcador y con muchos puntos.

Dos equipos que prometen ofrecer el mejor partido de rugby de todos los tiempos y eso solo lo pueden hacer los dos mejores XV de todos los tiempos. El escenario y las butacas están preparadas para el acontecimiento deportivo más importante de 2015 y que es capaz de competir en audiencias con cualquier deporte. Una lucha centenaria entre dos países bajo corona británica que lucharán en tierra inglesa por ser el primer equipo de la historia en lograr tres Copas del Mundo.

Publicado por Felipe Rodríguez (@furun15) en 11:37